Madre primeriza…¡lo estás haciendo bien!

0
81

¡Lo estás haciendo bien!

Sin duda, eso es lo que necesitamos que nos digan cuando somos madres primerizas, y nosotras mismas debemos repetirnos esa frase una y otra vez. No tenemos un manual, y ¡si! mucha gente que nos sugerirá la mejor forma de criar a nuestros niños. No tenemos un manual, pero si tenemos millones de interrogantes, dudas, miedos, mitos, así que no podemos permitirnos entrar en pánico, debemos fluir y seguir el instinto.

En nuestro corazón solo hay amor y gratitud, si nos dejamos llevar por esos sentimientos tan grandes y poderosos, todo saldrá bien.

En mi caso, leí mucho sobre maternidad y madres primerizas, pero ojo, hay que buscar fuentes confiables, autores realmente especializados, y tenerlos como referencia, pero no hacer de esos textos un manual, porque vuelvo y repito, ¡NO HAY MANUAL! y si los hubiese, en mi opinión, sería muy aburrido. Nada más placentero que ir descubriéndote día a día en tu hijo, ir descubriendo también la fuerza que llega a ti y te impulsa de una forma maravillosa. Ir estableciendo esa conexión mágica con tu pequeño(a), y esa comunicación silenciosa pero perfecta que te dice que hacer, y que vas por buen camino.

¡Si, son valiosos los consejos!

Esos consejos que provienen de tus familiares y amigos. Sabemos que lo hacen con buena intención, aunque en ocasiones nos digan cosas que para nosotras no tienen sentido.

Solo escucha

Agradece e ignora aquellos cuestionamientos que no sumen o no aporten nada. Recuerda que cada caso es distinto, cada niño es distinto, y no podemos comparar. Lo que funciona para unos no funciona para otros. Recuerdo por ejemplo que me decían que amamantar era lo más doloroso y horrible que había, me decian “pobrecita”, “sola con ese dolor”, que no iba a poder…y yo muerta de miedo. Es verdad, lamentablemente algunas madres experimentan dolor pero si hay dolor es porque hay algún problema.

amamantar NO DEBE DOLER

Gracias a Dios, en mi caso, se dio muy natural y fue único. De modo que no se atormenten antes de tiempo y vivan su proceso a plenitud.

Les confieso que lo que sí pasó en mi caso; es que los miedos eran infundados por mi misma, el querer ser perfecta, el que nunca jamás le pase nada a tu hijo, que nunca se caiga, que nunca se enferme, que nunca llore, que no surja ningún problema, ahí viene el conflicto.

¡Ahí viene la culpa, terrible culpa!

Si tenía una rozadura de pañal, ¿qué hice mal? (me cuestionaba), si lo cambio constantemente, le aplico su cremita, ¿en que fallé?, es mi culpa.

La primera caída

Sólo volteé la mirada un segundo, no pude evitar que se cayera, me siento culpable

El primer resfriado

Será que no lo arropé bien o lo arropé mucho, !es mi culpa!

Recientemente mi príncipe tuvo una infección de oído y mi cuestionamiento personal seguía; ¿será que yo limpiándoselos lo molesté? o ¿dejé que le cayera agua en el oído durante su baño?.

Y así uno se va cuestionando

Es lógico, ninguna madre quiere que algo malo le pase a su hijo, entonces algunas (como yo), si no mantenemos control, nos enloquecemos un poco. ¿Se sienten identificadas con esto?

Amigas, el miedo y la culpa son nuestros enemigos, debemos combatirlos y vencerlos.

Todas somos unas buenas madres, hacemos lo mejor por nuestros hijos, damos todo por ellos, sacrificamos todo por ellos y debemos siempre valorarnos por eso, si actuamos desde el amor, todo estará bien.

Y lo mejor de todo es que de una forma fantástica nosotras aprendemos a leer e interpretar las señales de nuestros bebes. Sabemos si algo les pasa, reconocemos su llanto por hambre o por sueño.

Todo se da de forma natural, solo debemos fluir.

No debemos:

  • Darle paso al estrés que nos nubla la mente
  • Permitirnos ni por un instante, la transmisión de energía negativa al bebé, porque todo lo siente.

Si debemos:

  • Relajarnos
  •  Y AMAR!

Es cierto que no podemos controlar muchas cosas, nuestros hijos están aprendiendo, y se van a ensuciar, se van a caer, así lo cuides a extremo se pueden resfriar. Tú solo tienes que estar, acompañarlo en todos sus procesos, amarlo tanto, tanto, que nunca se sienta desprotegido, que tu bebé sepa y sienta que eres incondicional, que se sienta amado, respetado, que sienta que sus necesidades son atendidas, que tengan la mejor conexión.

Lo que nunca debes dudar mamá, es que…

¡LO ESTÁS HACIENDO BIEN!

Comments

comments

Compartir

16 años de experiencia en el área comunicacional, Tv/radio host, locutora, productora, publicista, redactora creativa. Animación de eventos: presentación de conciertos, obras teatrales, eventos benéficos. Coach para nuevos talentos, talleres de oratoria, animación y dicción. Voz marca, Grabación voz off comerciales, institucionales, narración documentales, voice over. Incursionando también en el mundo del doblaje. Me apasiona mi profesión. También soy madre, esposa, amiga. Luchadora incansable, siempre adaptándome a los cambios y fluyendo con ellos. En constante reinvención. Apostando al éxito. Siempre activa y creativa.