El Reto: llegar a Puerto Maldonado (día 9 y 10)

0
232

Post anterior: El Reto: Salir de la selva gritando “¡Por fin asfalto!”

Amaneciendo (7:50 a.m) debíamos dirigirnos hasta Puerto Maldonado, a las 10:40 a.m llegamos a Abuná, lugar donde tomaríamos una balsa, al parecer solo faltábamos nosotros pues nos dirigieron rápidamente a la taquilla de pago y subimos con nuestro destino trazado, escasos 20 minutos tarda en cruzar la balsa.

Subiendo la balsa para cruzar el río Abuná. Fotografía: Maryu González

 

Fuera de broma, quedamos detrás de un camión de cochinos en la balsa sobre el río Abuná. Fotografía: Maryu González
El cruce del río fue patrocinado por: FANTA (el guaraná que nos persigue). Fotografía: Maryu González

Ya pasando el Distrito Extrema y el Distrito California, debemos ser cuidadoso ya que el pavimento es irregular, baches profundos, montañas de asfalto que podrían ocasionar accidentes. Recomendamos no exceder el límite de velocidad; hacemos la mención de la situación porque la carretera se presta para ir a buen paso y confiados; sin embargo estos desniveles y baches sorprenden, a lo lejos no parecen profundos, cuando en realidad puede ocasionar graves daños a la carrocería y la mecánica del vehículo.

No se imaginan la emoción en el corazón, cuando nos encontramos de frente con un cartel que decía “Estrada do Pacífico” ¿que significaba? no sé, pero era emocionante; claro está, los huecos no nos dejaban solo, realmente debe ser muy peligroso manejar en estas carreteras con lluvia.

Estrada do pacífico. Fotografía: Maryu González

El camino hacia Brasileia se encuentra en construcción, aproximadamente 2 km sin asfalto, pasa a un tramo de 1 km asfaltado y luego 2 km sin asfalto; así nos llevó la vía por un par de horas. Al entrar a Brasileia te consigues con el cruce fronterizo con Bolivia, está vía pronto estará habilitada.

La vegetación es un cambio refrescante, mucho verde, mucho paraíso vía Brasileia. Fotografía: Maryu González

A las 5:45 de la tarde llegamos a assasu Brasília, es realmente impactante encontrar un paso fronterizo, es enfrentarte a lo desconocido; oramos a Dios que todo saliera bien, y seguimos seguros y confiados hacia un puesto donde estacionar la camioneta. Pasamos a un cubículo donde sellan la salida de Brasil, fue una atención muy rápida, sin preguntas, hasta agua nos regalaron porque veníamos sedientos. No veíamos nada de migración Perú, preguntamos y nos dijeron que debíamos seguir adelante encontraríamos la población de Iñapu, sin desviarnos conseguiríamos una plaza y luego veríamos la oficina de migraciones, es bastante curioso como esa vía fronteriza pareciera un gran parque, muchas personas trotando, caminando, ejercitándose con total confianza de una frontera a otra; es como decir voy un momento a perú a hacer ejercicios; muy agradable el lugar, hermoso por demás.

Al detenernos para tomar las imágenes de entrada a Perú, un joven nos gritó con una emoción erizante:

– “¿De que parte de Venezuela vienen?”, impactados todos gritamos – “¡Punto Fijo, estado Falcón!” y en respuesta recibimos -“¡Maracay por aquí!”, ¡Wao! era de ponerse a llorar, como conseguirse a nuestra gente en este lugar tan alejado de casa, el muchacho se dejó venir emocionado, identificó la placa Venezolana de la camioneta, nos comentó que solo hay tres venezolanos en ese poblado, que es bastante complejo el portugués y ellos habitaban allí en el lado de Perú y trabajaban en el lado de Brasil, estrechamos la mano y le comentamos un poco de nuestra aventura, el nos bendijo y seguimos adelante.

Antes de ingresar a la frontera de Brasil, para el sello de salida del país. Fotografía: Maryu González

 

Ya sellamos la salida, al fondo se ven las puertas de la oficina de la Policía Federal de Brasil. Fotografía: Maryu González
el atardecer da la bienvenida a Perú (Iñapu) acá nos coincidimos con un paisano venezolano. Fotografía: Maryu González

Al llegar a la oficina de migraciones, sellamos el pasaporte (algunos funcionarios te piden presentes tu cédula de identidad), nos preguntan para donde vamos, cuanto vamos a estar en el país, inmediatamente nuestra duda de como pasar con el vehículo sale a relucir, nos indicaron que al frente se encuentra la aduana, allí en la oficina de aduana un funcionario nos indicó que debía sacar copia a lo siguiente:

  • Licencia de conducir
  • Título de la camioneta
  • Pasaporte del dueño de la camioneta
  • Hoja del sello en el pasaporte
  • Documento que entrega migraciones para ingresar al país.

Todo fue por el costo de 3 R$; luego de entregados los documentos me pidieron mi correo electrónico (e-mail) y el valor en dólares de la camioneta; me entregaron un documento (permiso) para transitar por el territorio peruano. Es importante resaltar que es en este poblado donde se deben realizar los cambios de moneda, pues más adelante en los poblados y ciudades, solo aceptarán dólares las casas de cambio, nadie quiere dólares o reales. Ya luego de que te sellan y firman el documento para seguir el viaje, no permiten que ni pases a donde están los cambistas, ni a la plaza; te sacan del pueblo; fue algo que no entendí, y ya no había fuerzas para discutir al respecto.

Continuamos con el viaje, notamos el cambio de los olores en el ambiente; lavanda, sándalo y otros que no identificábamos pero que eran muy agradables. Luego de una hora de camino, nos topamos con un poblado llamado Iberia (acá nos indicaron había hoteles), bastante rural, carreteras de tierra en su mayoría, notamos que aunque eran pasadas las siete de la noche, las personas estaban muy activas, en el mercado comprando, niños jugando en las calles, las posadas son bastante sencillas ; hay hormigas voladoras hasta para exportar, lo que nos hizo salir corriendo del poblado fue una niña que al atendernos en la posada, tenía una garrapata (de las gordas) caminando en su cabello; nosotros somos aventureros, pero felices eramos de dormir en la camioneta. Nos costó conseguir donde cambiar los dólares a soles, solo logramos cambiar (a mucho llorar) 30$ y comprando un jabón de lavar ropa a 4,30 soles, me dieron la diferencia de 91 soles y con eso le colocamos gasolina a la camioneta para seguir rumbo a Puerto Maldonado.

Para nuestra sorpresa camino a Puerto Maldonado, conseguirán 2 peajes con un costo de 6,40 soles cada peaje. Además de conseguir personas caminando en el medio de la carretera a altas horas de la madrugada, hay avisos de transito donde indican tener precaución porque hay personas en la vía, notamos que los perritos también se acuestan en la calle sin temor alguno al paso de vehículos, todo nos pareció bastante extraño. En Puerto Maldonado los hoteles no tienen aire acondicionado, muy pocos lo tienen y son costosos, conseguimos uno muy bueno con desayuno incluido y atención de primera.

Anhelando el fío de la sierra peruana

La sorpresa del hotel, fue el desayuno tipo banquete que incluía, frutas frescas, cereales, algo que ellos llaman “tequeños” pero ni parecidos a los nuestros (deliciosos si), además tenían una salsa de maíz riquísima, conocimos los juanes ( es uno de los principales platos típicos de la gastronomía de la selva peruana y es muy consumido durante la fiesta de San Juan que se celebra el 24 de junio de cada año en honor a Juan Bautista) es arroz con pollo envuelto en una hoja como de hallaca (hoja de plátano o de bijao), unos bizcochos con manjar (arequipe), café, leche, jugos, nos queríamos comer todo (aquí mis amigos es cuando el hotel dice que hizo un mal negocio).

Juane, platillo típico de arroz con pollo, al lado se puede ver lo que en perú llaman “tequeño”. Fotografía: Maryu González

La búsqueda por cambiar dólares continuaba, todos coinciden en la misma dirección; Avenida Jr. González Parra a una cuadra de Velardi, frente al banco Agro. Allí justamente logramos realizar el cambio de dólares americanos a soles peruanos. Es bien curioso como en el día es muy poca la cantidad de personas que hacen vida, a la 1:36 de la tarde la mayoría de los comercios están cerrados y no es día festivo, luego de las 6:00 de la tarde se comienza a ver como abren los negocios, las personas van saliendo, muy curioso notar a los perritos (soy amante de los perritos) con ojos tristes y como con deseos suicidas, durmiendo en medio de las avenidas y cruzando las calles sin tener el mínimo temor a morir.

Nuestro gran deseo era conocer la sierra Peruana, mucho habíamos leído al respecto, además de las fotografías hermosas que se consiguen en internet. Al salir de puerto Maldonado conseguimos un peaje 6,40 soles. A las 3:55 de la tarde llegamos a un poblado llamado Santa Rosa a modo de precaución llenamos nuevamente el tanque de gasolina de la camioneta; ya en Mazuco y a 359 metros sobre el nivel del mar, hicimos una parada en un restaurante de comida típica peruana “Juancho el criollón”. De más esta decirle que nos degustamos un ceviche, un arroz con mariscos y un lomo saltado delicioso, eso está al final de la calle de los comercios en Mazuco.

Ceviche, arroz con mariscos . Restaurant Juan el criollon. Fotografia: Maryu González

 

Pasta con mariscos, lomo saltado, ceviche. Restaurant Juan el criollon. Fotografía: Maryu González
Ceviche, arroz con mariscos. Restaurant Juan el criollon. Fotografía: Maryu González

 

RECOMENDACIONES

  • No confiarse en la calidad óptima de las vías, realmente sorprenden tramos en muy mal estado, pueden ocasionar daños a la carrocería y a la mecánica del vehículo.
  • Hacer el cambio de moneda en el poblado de Iñapu, no confiarse en lo que indican que más adelante conseguirán. Frente a migraciones pueden hacer los cambios.
  • Llevar ropa de invierno, es importante en esta etapa comenzamos el ascenso a tierras frías.
  • En toda las carreteras principales de Perú, conseguirán policías acostados, además es bueno resaltar que las señales de transito es excelente.

Gastos de Gasolina:

  • 30,60 Litros de Gasolina 83 octanos —- 130 R$ (Vista alegre do abuná)
  • 23,87 Litros de Gasolina 83 octanos —- 105 R$ (Capixaba)
  • 30     Litros de Gasolina 93 octanos ——90 S/ (Iberia – Perú)
  • 8,7    Galones de Gasolina 93 octanos — 91,07 S/
  • 3       Galones de Gasolina 93 octanos —  36 S/ (12 Litros)

Gastos Generales

  • Balsa para cruzar el río (Abuná) ——————————-—-——25R$
  • Copias para la aduana en Iñapu (Perú)—————————– 3R$
  • 2 Peajes a 6,40 soles camino a Puerto Maldonado —————–12,8 S/
  • Habitación Triple con aire acondicionado y desayuno incluido–.- 220 S/
  • Peaje para salir de Puerto Maldonado —————————— 6,40 S/

Cambio de Dólares ($) a Soles (S/)

159$ a 3,23 = 484,5 S/ (Puerto Maldonado)

Total de Kilómetros recorridos: 166 KM

Hora de Llegada: 4:00pm Mazuco Perú.

Próxima parada: Puna (en realidad llegamos a Juliaca, les contaré porqué)

Sigue la aventura: El Reto pasar por Perú sin perder el aliento (día 11 y 12)

Comments

comments