¡Bendita Maternidad!

0
33
Empezar de cero es un nuevo país, con 37 años, recibir a mi primer hijo, no contar con ningún familiar cerca para la ayuda necesaria en etapa de puerperio, es un deporte de alto riesgo, pero que asumí con todo placer y responsabilidad, con el apoyo incondicional de mi esposo claro está. Lo cierto es que cuando vas a ser madre, te transformas de una manera única, y a pesar de los miedos no te paralizas, avanzas, con una fuerza y una valentía que ni yo misma sabía que tenía, y todo esto sucede porque hay vida dentro de ti, que merece lo mejor del mundo, que te exige evolución y amor del bueno, el más puro, genuino, el amor de una madre.
No es fácil, pero es edificante. Es complejo, si, pero supone grandes aprendizajes. La clave es no pensar mucho, sino sentir, vibrar en armonía con la vida por ese nuevo ser que te necesita, dispuesta emocional y físicamente, te necesita entera y equilibrada. Y cómo lograr todo eso cuando crees que vas a perder la razón??? Bendita maternidad!!! que te dota de una fortaleza increíble, que te sensibiliza al extremo pero al mismo tiempo te proporciona las herramientas necesarias para poder disfrutar realmente de ella.
Siii, al fin llegó a mi mundo mi #regalodedios como le digo a Víctor Gerardo, y con su llegada un torbellino de emociones, de interrogantes, de sentimientos…y mi mundo se hizo mejor, los colores eran mas intensos, y aunque aterrada, no dejaba de agradecer y agradezco aún, por todo lo que sucedía y sucede en mi vida.
No todo fue como lo planifiqué, puesto que yo quería parto natural y no se pudo…después de tres días en trabajo de parto, y no dilatar ni un centímetro, hubo que hacer cesárea, pero en ese momento no pensaba en eso, solo pedía a Dios que ya naciera mi bebé y que estuviese sano, y gracias a Dios, así fue. Por eso les digo amigas, que aunque siempre visualizamos y deseamos que todo ocurra tal como queremos, no debemos darle paso a la frustración si esto no sucede así.
En una habitación de hospital, con mi hijo en brazos, pegado a mi pecho, acurrucado, tomando su primer alimento(calostro), “sola”, esperando el horario de visita para ver a mi esposo, con toda la ilusión y alegría del mundo, pero con todo revuelto, así estaba yo. Y digo sola entre comillas porque no estaba sola en sí, ya lo tenía a él y eso me invitaba a seguir adelante y sonreír…mi felicidad era más grande que todo lo demás.
Pues ya ha pasado casi un año, y vivo cada día al máximo, le abrí la puerta a la intuición, hice las preguntas necesarias a asesoras y promotoras de lactancia y crianza respetuosa, maravillosas por demás, me documenté, me empoderé y aunque cada día me pregunto si lo estoy haciendo bien, creo que si estoy cumpliendo el cometido.
En función de todo esto les doy unos valiosos consejos que a mi me han ayudado mucho:
1) no se dejen llevar por comentarios y opiniones de terceros porque cada vivencia es única. Pregunten y consulten a los especialistas.
2) no permitan ni hagan comparaciones, porque cada bebé es un mundo, y su ritmo de desarrollo, de crecimiento, varía.
3) Disfruten a plenitud la lactancia materna y sepan con seguridad que su leche si alimenta a su hijo(a) y tiene todo lo que necesita para su óptimo desarrollo.
4) Es preciso buscar tiempo para ustedes, si las mamis están y se sienten bien, su bebé también lo estará. Es difícil más no imposible.
5) no se limiten nunca a expresarle a su bebé todo el amor que sienten por él, atiendan sus necesidades, háganlo sentir amado y respetado.
6) si tienen quien las ayude, déjense ayudar. Si como yo, están lejos de sus familiares, duerman cuando su bebé duerma y no se obsesionen con mantener la casa en orden, lo primero son sus hijos y ustedes.
7)Comunique a su pareja lo que siente, como se siente y apóyese en él.
El solo hecho de ver esos ojos de cielo preciosos de nuestros hijos, con mirada tierna y con profundo amor, te da la energía y la motivación necesarias para sobrellevar los cambios que experimentamos al convertirnos en madres. Sí se puede, hagamos todo para que nuestros hijos sean felices y crezcan bien. Nuestros tesoros solo necesitan AMOR…disfrutemos cada instante de la “BENDITA MATERNIDAD”
Por: Ana Sofía Ocando

Comments

comments

Compartir

Revista para la mujer actual, única, decidida, maquillaje, moda, estilo de vida, con un toque de locura. #SomosSinEtiqueta