VIAJAR EN CARRO DE VENEZUELA A CHILE ¿ES POSIBLE?

0
901

Empezar un nuevo camino asusta, pero tras cada paso que damos, comprobamos que lo peligroso era quedarnos quietos. ¿Alguna vez has estado en esa etapa de la vida, donde deseas realizar algo que te nutra y te permita conocer más de ti? El equipo de SIN ETIQUETA está frente a ese caso particular; planificando ir tras el siguiente paso, comenzamos a investigar como llegar a la ciudad de Santiago de Chile, partiendo desde nuestra Península de Paraguaná.

LO COMÚN

Mantenernos con el conocimiento genérico es algo así como estar dentro del área de confort, pensando siempre dentro de la caja. Me refiero a eso que muchos hacen, salir en avión o ir en carretera en bus hasta nuestro destino; pero ¿Que hay más allá?  ¿te atreves a conocer que se nos ha ocurrido?

Al inicio investigamos de vuelos, documentación, costos por Internet, nos topamos con una página bien interesante que despertó en nuestro espíritu de aventura, esta hablaba de viajar en tu propio automóvil por Sur América. Muchos para poder viajar venden todo, pero el carro es algo que nos podría brindar una gran aventura que aunque requiere esfuerzo si se siguen las recomendaciones e indicaciones segura que podremos disfrutar y así compartirles como nos fue.

AVENTURA SOBRE RUEDAS (VENEZUELA – CHILE)

Como principal punto esta el tener un vehículo apto que nos lleve al destino escogido, la aventura no es tentadora si nos exponemos a imprevistos no deseados. Coordinar a donde ir y como hacerlo es la base de todo, saliendo desde nuestra ciudad Punto Fijo hasta la ciudad de Santiago de Chile es la meta, a estas alturas estamos muy animados de poder visitar amistades a lo largo de nuestro recorrido.

TRAZANDO LA RUTA

Nuestro gran amigo Google Maps es la herramienta principal y el mejor aliado en esta travesía; la diferencia de viajar en avión o en bus a utilizar nuestro carro, es que debemos tener plena conciencia de las vías que vamos a tomar, informarnos de como se encuentran, para no perdernos en el camino y luego terminar en algún lugar peligroso y desconocido.


Saber la documentación que se necesita para el viaje es de gran importancia, acá le compartimos:

  • Aunque es obvio decirlo, vale aclarar que el dueño del vehículo debe ir en el viaje.
  • Documentos al día, titulo del vehículo, licencia de conducir (certificación de datos visiten la página de www.intt.gob.ve), certificado médico, en su mayoría apostillado; esto tenemos entendido evitará inconvenientes de verificación.

Tanto el vehículo como los pasajeros deben contar con una condición optima:

  • Buenos Cauchos, que aguanten los kilómetros a recorrer.
  • Solicitar al mecánico de confianza un informe detallado de la condición del vehículo, así como comprar repuestos de reserva en caso de eventualidades que se presenten en el camino (correas del tiempo, mangueras, tubos y sellos)
  • Asesorarse en cuanto a la altitud y temperatura que el vehículo puede soportar, debemos recordar que conseguiremos distintos climas.
  • Contar con pilotos capaces de turnarse mientras el otro descansa, y copilotos de guardia que acompañen despierto a quien va manejando.
  • Tener a la mano, dulces, bebidas calientes, café, ya que serán de vital ayuda para el conductor en el recorrido.
  • Ropa cómoda (de acuerdo al clima) una buena conversación, buena música para hacer un viaje ameno.
  • Se recomienda tener un mapa en físico aparte de los GPS del carro y de los smartphones.

Viajar tantos kilómetros en vehículo es una fuerte decisión, una aventura que queremos compartirles y plasmar desde que iniciemos el recorrido. Por lo pronto,  les compartiremos como nos preparamos, y si desean sumarse a la aventura, solo escriban a nuestras redes sociales o a través de este medio, partiremos en Octubre del 2017.

La fuente que me lleno la cabeza de pajaritos y me animó a esta gran aventura fue: Emigrante.com.ve

Siguiente post: De Venezuela a Chile con carro (día uno)

Comments

comments

Compartir

Revista para la mujer actual, única, decidida, maquillaje, moda, estilo de vida, con un toque de locura. #SomosSinEtiqueta