Cómo afecta la Salud en tu Negocio

0
185

Cuando estás atrapado, actuando de forma reactiva, con los nervios de punta y ansioso, sin poder calmar tu cuerpo, es fácil que llegues a conclusiones erróneas y sin sentido.

Mientras más tranquilo y en armonía te encuentres, mejor responderás para dirigir tu negocio (en vez de reaccionar) y sabrás tomar mejores decisiones y más alineadas.

Por otra parte, mientras más calmado esté tu sistema nervioso, podrás hacer mejores negociaciones, podrás cerrar más ventas, tendrás clientes más satisfechos; y tu entorno en general fluirá de forma más equilibrada y te sentirás más satisfecho y feliz.

Para conseguir la paz y sentirse bien, a veces basta con poner pequeños grandes límites o hacer pequeñas cosas que marcan la diferencia. Por ej.

  1. Poner el móvil en modo avión para no ser interrumpido, cuando estás disfrutando de la compañía de otra persona.
  2. Desenchufarte del trabajo los fines de semana, siempre que sea posible y ¡vivir!!!
  3. Practicar meditación, yoga, beber mucha agua y hacer respiraciones suaves y profundas.
  4. Comprométete a conectar contigo mismo cuando estás en estado de estrés. Practica el silencio y déjate sentir.
  5. Toma vacaciones, aunque sean sólo unos días y de ser posible “ve a un lugar al que no hayas ido nunca – Dalai Lama.
  6. Cada día da gracias por algo. Por la comida de ese día, por el aire que respiras, por el buen día que hace… recuerda que la auténtica felicidad está en las cosas sencillas.
  7. Sonríe y ríe todo lo que puedas.
  8. Presta atención a cómo hablas. Fíjate si te tratas amablemente o continuamente te dices “que eres tonto”. Observa cuantas veces al día dices “no” y “tengo qué” y esfuérzate para dejar de decirlo. El no alimenta la negatividad y el tengo qué, aumenta la auto exigencia y perfeccionismo.
  9. Regálate cada día un momento especial. Puede ser algo que surja o algo que tú provoques, la clave es reconocerlo y contemplar su belleza.
  10. Perdónate por algo cada día. Ya sea que no terminaste algo, no has cumplido con tus expectativas, o algo que has dicho que ha causado malestar en otra persona. Practicando el perdón contigo mismo, luego podrás hacerlo con los demás.
  11. Haz algo que te apasione de verdad. Al menos una vez por semana: paseo por la playa, escapada a la montaña, hacer algún deporte, etc.
  12. Antes de acostarte, escribe tus tres momentos preferidos del día. La comida del medio día, encontrarte con alguien que no ves hace tiempo, un trabajo bien hecho, la ducha de la mañana, una película, la siesta, etc.

No hay nada que desee más que mi sentido de paz y bienestar.

Mi paz interior y tranquilidad, no se negocian. (Twittea esto)

Además, porque sé que mi salud mental, física, espiritual y emocional, afectará positivamente en la salud de mi negocio y en las decisiones que tome.

En este sentido hay mucho de qué hablar, pero puedes empezar a ver cuáles son las cosas que afectan a tu vida y negocio haciendo que pierdas el equilibrio, la paz y tranquilidad. Y las cambies por medidas positivas.

Mi deseo para ti: que te sientas tranquilo, equilibrado y en paz. ¡¡Siempre!!

Nota: Coach para empresarias

Comments

comments

Compartir
Soy periodista Venezolana, Paraguanera para ser más exactos, hija, hermana, amiga. Amo mi oficio de investigación, la fotografía y la constante formación es mi hobby; editar, producir programas de radio (documentándome para iniciar con el canal YouTube pronto), perseguir noticias es lo mío así como el contar mis propias historias. Esas que ayudan, apoyan y terminan siendo parte de algo maravilloso. Amo el café al levantarme y me defino como una mujer que ama, siente, padece y decide, he aprendido que no todo es un cuento de hadas (como quisiera), que es válido vivir sin tanto cuento; por lo que decidí a contar historias reales.