Soltera ¿Y qué?

0
553
En nuestra cultura, las mujeres mayores de 30 años solteras y sin hijos reciben una  inmensa presión social y tienen que escuchar de los otros continuamente que se quedarán “solteronas”, o peor aún disertaciones acerca de la feminidad, ser más o menos mujer por el hecho de no vivir la maternidad o el matrimonio. Ante esta situación  hay quienes experimentan emociones negativas sin embargo a otras  no les genera ningún conflicto.
He-decicido-estar-sola-por-un-tiempo-6 - copiaNo hay recetas ni tiempos específicos para vivir las experiencias que  tocan a cada una. Unas serán madres,  se casarán , otras no, y esto no tendrá nada que ver con su posición de #Mujer. Lo que realmente importa son las acciones, el amor propio y la determinación frente a los “debeismos” del mundo, incluso los de  seres cercanos quienes no se hacen esperar para repetir sin cesar  “ya debes casarte”, “ya debes ser madre”,  sin embargo nada de eso impactará tu vida si no lo permites, pues los únicos debeismos” aceptados tendrán que ser los tuyos, y eso evaluando bien de donde vienen y si no representan una limitación.
Cada experiencia es singular, así que no caben aquí las generalizaciones ni mucho menos las comparaciones. Habrá que disfrutar de la soltería en todo su esplendor y el tiempo que dure, porque es un estado civil beneficioso, no generador de angustia, al contrario estás contigo en un camino de preparación a lo que venga.
Viajar-soloNo sirve de mucho vivir preocupados por no conseguir pareja lo mejor será que aprovechar este tiempo para investigar lo que se és y lo que se quiere, a veces desgastarse esperando ser amado deja a un lado el hecho de ver la propia capacidad de amar y la disposición  de darse en una relación, asi que a dedicar este tiempo a fortalecer la identidad y cuando llegue el momento establecer vinculos sanos y estables.
por: IRINA FANEITE

Comments

comments

Compartir

Soy periodista Venezolana, Paraguanera para ser más exactos, hija, hermana, amiga. Amo mi oficio de investigación, la fotografía y la constante formación es mi hobby; editar, producir programas de radio (documentándome para iniciar con el canal YouTube pronto), perseguir noticias es lo mío así como el contar mis propias historias. Esas que ayudan, apoyan y terminan siendo parte de algo maravilloso. Amo el café al levantarme y me defino como una mujer que ama, siente, padece y decide, he aprendido que no todo es un cuento de hadas (como quisiera), que es válido vivir sin tanto cuento; por lo que decidí a contar historias reales.