Tipos de leche: elige bien por tu salud

0
412
????????????????????????????????????????????????????????

La leche de vaca ha ido quedando atrás y las personas han empezado a buscar sustitutos para mejorar su salud

Relacionada: La leche o el calcio

La oferta de alternativas a la tradicional leche de vaca alcanzó un nivel de sofisticación sin precedentes. Detrás de esa variedad, hay una creciente tendencia a explorar sustitutos ya sea para mejorar la dieta o reducir malestares. ¿Pero, cómo escoger entre las alternativas?

Si te desconcierta tanta variedad aquí te presentamos una simple guía para ayudarte a decidir cuál leche te conviene más, con la ayuda de la terapeuta nutricional Kerry Torrens.

1. Leche de soya

Es comparable en el contenido de proteínas a la leche de vaca, pero su contenido calórico es menor. Algunas marcas la comercializan fortificada con calcio y con vitaminas A y D.

Tiene un sabor a fruto seco y se mezcla bien con el té y el café.

2. Leche de cabra

Es una alternativa útil para la gente que no tolera bien la leche de vaca, ya que tiene partículas grasas más pequeñas y contiene menos lactosa.

Funciona bien tanto con el té como con el café y el chocolate, pero tiene un sabor fuerte y distintivo, algo dulce y a veces con un trasfondo salado.

3. Leche de almendra

Además de ser una alternativa para los intolerantes a la lactosa, algunos doctores se la recomiendan a quienes padecen acné, porque no contiene las hormonas que hay en la leche de vaca y de soya.

Además, algunos nutricionistas dicen que tiene menos grasa, hidratos de carbono y calorías que la leche de soya, pero más calcio. Sin embargo, aunque las almendras tienen un alto contenido en proteínas, la leche de almendras no.

Algunas marcas la comercializan fortificada con calcio y vitaminas, incluida la D y B12.

4. Leche de avena

Este sustituto de la leche de vaca está normalmente enriquecido con vitaminas y calcio. Tiene un contenido muy bajo en grasas saturadas y calorías.

Por otro lado, aporta todos los beneficios nutritivos de la avena, un cereal integral que tiene fibra, minerales, ayuda a reducir el colesterol malo y a mantener a raya la hipertensión.

Su sabor tiene un final ligeramente granulado.

5. Leche de arroz

La leche de arroz suele ser dulce, tener un bajo contenido en proteínas y estar fortificada con calcio. Es una buena alternativa para quienes no pueden tolerar los lácteos o la soja.

Tiene una consistencia fina, de manera que si se utiliza para hacer salsas hay que aumentar su espesor con harina.

6. Leche de coco

Este sustituto de la leche de vaca tiene un contenido bajo en proteínas. Además, presenta un nivel de grasa saturada más alto que otras alternativas de origen vegetal, como la leche de arroz, avena o soya.

Es una buena opción en dietas vegetarianas y es muy buena para la pastelería, ya que su ligero sabor a coco no es dominante.

nota de: Eme de mujer

Comments

comments