¿Manchas en tus tazas de café?

0
498

iStock_000010669152_SmallCon el tiempo y el uso que se les da, se va creando una desagradable aureola en el fondo de los recipientes

Relacionada: El tradicional servicio de té

La cerámica, el gres y la porcelana son los materiales más comunes de las vajillas, mugs y fuentes para servir. Si bien muchas de estas piezas se reservan para ocasiones especiales, las tazas de café o de té se utilizan casi a diario, lo que poco a poco desgasta la capa protectora, con lo que adquieren una apariencia desagradable.

Para desmanchar las tazas de café, hoy compartimos tres simples soluciones:

  1. Bicarbonato de sodio. Uno de los productos aliados en la limpieza del hogar. Comienza por lavar con agua caliente cada taza o pocillo y cuida no escurrirlas del todo. Luego, agrega una pequeña cantidad de bicarbonato hasta formar una pasta ligera. Frota toda la zona manchada con la ayuda de una esponja o cepillo suave. Cuando notes que se han eliminado enjuaga con agua y jabón.
  2. Vinagre y limón. Dos agentes naturales que pueden sustituir al cloro. Lo único que debes hacer es mezclar una medida de vinagre blanco con medio limón y verterlo hasta cubrir 1 cm de las tazas. El factor astringente ayudará a remover el sucio y aclarar las manchas. Déjalo actuar por media hora.
  3. Sal. Puedes usar la refinada o la gruesa en esta alternativa “al seco”. Agrega media cucharadita y extiéndela por el fondo; con un paño restriega con fuerza primero y si la mancha es muy oscura suma unas gotas de limón o agua. Continúa hasta que desaparezcan.

Consejos:
Antes de guardar las tazas de café ya si manchas es importante que las dejes un tiempo boca abajo en un espacio despejado. Así se evaporará cualquier resto de olor.

nota de: Eme

Comments

comments